8 trucos para decorar casas pequeña

Muebles multiusos:

Si tu casa se caracteriza por sus pequeñas dimensiones debes organizar todo espacio de forma inteligente para abastecerte de almacenamiento hasta donde no lo hay.
Elige tu mobiliario cuidadosamente y asegúrate de que cubre, al menos, una función extra aparte de la principal.
Por ejemplo, si estás buscando una cama para tu dormitorio, opta por una cama con canapé abatible y ¡Voilà! Espacio extra de almacenaje.
cama canape

Aprovecha las paredes:

Una idea brillante para aprovechar el espacio de tu casa es darles el máximo partido a las paredes de cada estancia.
Si quieres montarte una zona de escritorio, hazte con una mesa plegable para que puedas subirla cuando no la necesites, haciendo que ocupe el mínimo espacio posible y que también puedas dedicar esa habitación a otros quehaceres.
También puedes colgar un tablero con clavijas en la pared a modo de tocador, logrando que tus joyas y accesorios estén por primera vez en orden y no se líen entre sí cada vez que las guardes.

Excédete con los tonos beige:

Un gran truco para jugar con la percepción visual es apostar por mobiliario de un mismo tono, en este caso beige, incluyendo el sofá, alfombras, cojines y lámparas, jugando con las luces y haciendo que tu estancia se vea diez veces más grande a la vez que transmita una armonía especial.
Tonos beige

Introduce las curvas:

Los muebles y la decoración de líneas rectas son un clásico atemporal, pero si quieres animarte y experimentar un poco más, te animamos a darle una oportunidad a elementos curvos que serán el acento de originalidad y singularidad que necesita tu pequeño hogar, desde espejos, lámparas o mesitas hasta vasos y cubertería.

Divide la estancia:

Si tu hogar es chiquitín aún se verá más pequeño si no está bien organizado, por eso, es altamente recomendable que saques el máximo provecho de cada sala.
Una de las mejores opciones es dividir una estancia como el salón en dos áreas separadas por una pantalla divisora, inspirada en las tendencias asiáticas, que le dará un aspecto moderno y chic o utilizando tu propio mobiliario, como el sofá, para separar la zona del televisor de la mesa para reunirte o trabajar.
divide la sala

Mezcla formas y estampados:

Disponer diferentes formas y estampados juntos en una misma sala puede ser comúnmente visto como inadecuado para casas pequeñas, pues se suele asociar a un efecto abrumador que, definitivamente, no buscamos.
Contrariamente, si combinas distintos diseños en un punto focal de una estancia estos le darán elegancia y profundidad a tu estancia.
Puedes empezar a probar este truco es en el dormitorio, jugando con la ropa de cama, las mantas y los cojines, aunque también es ideal para el salón, utilizando la misma táctica en el sofá, combinando cojines, poniendo doble cojín o alternando colores claros y oscuros.

Excelentes espejos:

En hogares pequeños, grandes espejos. Y es que estos, además de ser verdaderamente prácticos para el día a día, son una de las piezas de decoración clave en cualquier casa y más si cabe en casas pequeñas.
Estos doblarán el tamaño de tus habitaciones y si, además, eliges diseños originales le darán un notable toque cuidado y lujoso a cualquier rincón.

Muebles ligeros y minimalistas:

Elige muebles pequeños o medianos que no quiten demasiado espacio de tus estancias como, ahora bien, una mesa en la que puedas esconder las sillas debajo, sillas sin brazos o incluso una mesita en frente del sofá que tenga la parte superior de cristal que permita ver a través de ella.
muebles ligeros